El barrio copto de El CAIRO

En la caótica ciudad de El Cairo se encuentra Qasr al-Sham, conocido como el barrio Copto. Lugar donde según la Biblia vivió la Sagrada Familia en su exilio a Egipto. En él se cruzan la historia egipcia, romana, judía, cristiana y bizantina.

Entre el tránsito, el calor, el idioma y un país que paradójicamente no está preparado para recibir al turismo, confieso que en mi ignorancia dudé en visitar ese barrio. Pero a la luz de lo que viví en él considero que es una de las paradas obligatorias para quienes llegan a Egipto.

Ingreso al Barrio Copto

Como a las pirámides y todo el complejo de Giza los conocía de verlos en libros y fotos desde chico, y a pesar de esa familiaridad resultaron impactantes, la sorpresa y la conexión que generó en mí el barrio Copto es aun más perdurable que haber cumplido el sueño de recorrer la necrópolis o la pirámide de Sakkara.

La única referencia que hay en los Evangelios sobre el paso de Jesús por Egipto es lo que señala Mateo: Muerto Herodes, el ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel, pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño.» Él se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel. Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y, avisado en sueños, se retiró a la región de Galilea, y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret” (Mt. 2, 13-23). Aunque también en los evangelios apócrifos y en los desechados por la Iglesia Católica hay muchas referencias a esta etapa de su vida como en el de Flavio Josefo, el denominado Pseudo Mateo y en la Historia de José el Carpintero.

el cairo guillermo bertoldi 66
Callejuelas del Barrio Copto de El Cairo

Todo El Cairo está atravesado por sitios bíblicos que no son valorados desde el punto de vista turístico histórico, tal el caso de lo que me ocurrió en la antigua ciudad de Memphis donde en un lugar dedicado al estacionamiento se encontraba protegido por unos cajones de madera, en los que me senté a fumar, el pozo de agua en el que Moisés conoció a su segunda esposa.

Al barrio Copto no hay manera de llegar si no es en taxi, ya que si bien hay una línea de subte cercana, es imposible manejarse por esa vía. Lo mejor es contratar un guía para ahorar tiempo y no perderse de nada. El barrio tiene sólo dos entradas posibles, dispuestas a modo de defensa y protección, aunque salvo en un par de oportunidades en miles de años, la tolerancia y la convivencia pacífica han reinado para con los judíos y cristianos.

Iglesia Copta de San Sergio

En las cafeterías que siguen siendo atendidas por las mismas familias cristianas desde hace cientos de años transcurrió parte de la guerra de espías de los últimos conflictos mundiales, y allí se alojó Mansa Musa I hacia el año 1300, el hombre más rico de todos los tiempos. El rey de Mali regaló tanto oro a los habitantes de El Cairo que desestabilizó su precio durante décadas.

En 20 cuadras a la redonda, esquivando puestos en los que se venden antigüedades, artesanías e imágenes religiosas, tiendas de hierbas y especias, al paso de carros tirados por burros, se va ingresando por pasajes estrechos y pasillos en distintos desniveles. Allí, casi sin darse cuenta, se inicia un viaje en el tiempo.

el cairo guillermo bertoldi 23
Frescos bizantinos del Siglo V

La primera es la iglesia y Monasterio de San Jorge de culto griego melquita construido hacia el año 1300 sobre la antigua fortaleza de Babilonia (vieja ciudad romana que no tiene nada que ver con la mesopotámica). En él se guardan las cadenas de San Jorge de gran devoción entre cristianos y musulmanes, y el icono del santo.

Icono original de San Jorge

La Iglesia de Santa María es también conocida como la Iglesia Colgante o de la Escalinata, precisamente por estar situada sobre las columnas de una fortaleza romana anterior. Es la más bella, famosa y más antigua de la ciudad. Fue construida durante Siglo IV.

Iglesia Colgante o de la Escalinata

 

el cairo guillermo bertoldi 10
Interior de la Iglesia Colgante o de la Escalinata

Por su parte, los judíos concurren a la Sinagoga Ben Ezra que si bien es del siglo XIX, fue levantada sobre una más antigua en el lugar donde se cree que fue encontrado Moisés al ser abandonado por su madre en lo que en su momento fueron las orillas del Nilo.

En diversas criptas a las que se va llegando mediante estrechos pasillos, se puede acceder a varios pozos de agua históricos que aun vierten como el de la Iglesia de San Sergio de finales del año 500 en el que se dice, abrevaba la Virgen María. Y se preserva la cueva donde se dice que se refugió la Sagrada Familia durante su huida de la persecución del Rey Herodes a Egipto. Con capiteles corintios, mármol y madera, se mantiene sin modificaciones desde hace 1500 años.

Iglesia de San Sergio

La tradición cuenta que la Sagrada Familia se alojó en lo que hoy es la cripta de la Iglesia de la Virgen María, lugar al que se puede bajar por una escalera de madera que desemboca en una cueva excavada en la dura roca del suelo de El Cairo.

Pozo de agua en la Iglesia de la Virgen María

 

Acceso a la cueva en la que la Sagrada Familia vivió en El Cairo.

En la visita se accede también a la Iglesia de Santa Bárbara, de finales de siglo V cuyos techos de madera son los originales aunque fue restaurada hacia el año 1000. Los vitrales, que tienen poco más de mil años nunca han sido movidos de su emplazamiento original. En él descansan los restos de Santa Bárbara, joven torturada y asesinada en el siglo XI por no acceder a casarse con un hombre que rechazaba el cristianismo.

Allí cerca se encuentra el barrio de Al Matariya donde la tradición cuenta que el pan no fermenta porque sus vecinos se lo negaron a la Virgen María.

Finalmente se visita el Museo Copto que se emplaza en lo que fuera el jardín de la antigua fortaleza de la Babilonia romana y puede verse además de diferentes piezas y objetos coptos, los célebres Manuscritos de Nag Hammadi, que datan del siglo III o IV y que son considerados los más antiguos textos gnósticos de los primeros cristianos, casi 500 años más antiguos que el emplazamiento institucional de la Iglesia Católica.

Como pocos otros lugares el barrio copto se convirtió a lo largo de la historia en una encrucijada en los caminos que nos hay traído hasta acá. Donde el choque de culturas, religiones y creencias han podido convivir pacíficamente por más de cuatro mil años.

Guillermo Bertoldi

Gracias por compartirloShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Publicado por

Guillermo Bertoldi

Guillermo Bertoldi. Soy periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación Social y analista de Opinión Pública. Completé estudios superiores en sociología de las comunicaciones y management político. Especialista en Comunicación Electoral y de Gobiernos. Participé en más de 50 campañas electorales nacionales, provinciales y municipales. Autor de “La Campaña Emocional, comunicación política en el territorio de los sueños”. Profesor en la Universidad del Este en las cátedras de Gerenciamiento de la comunicación de crisis y de Mediación y negociación.

Un comentario en “El barrio copto de El CAIRO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *