Palabra y emoción

El gerenciamiento de las emociones deja de ser un lujo narrativo cuando es evidente la imposibilidad de establecer procesos comunicativos fluidos, horizontales y equitativos con un amplio sector de nuestras sociedades. A la falta de interés, la anomia y la casi nula visibilidad del factor de cambio de la realidad que pudiera implicar la política, sumamos la carencia lingüística.

Por su cotidianeidad creemos que hablar es como caminar. Pero el habla es una herencia puramente histórica, aunque estemos capacitados para hacerlo por una disposición biológica. El caminar es una función orgánica e instintiva, mientras que el habla es una función adquirida culturalmente pero adyacente ya que utiliza músculos y nervios cuyo origen no tienen características lingüísticas. Continúa leyendo Palabra y emoción