El secreto de la Argentina

Dice Borges en Biografía de Tadeo Isidoro Cruz que cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es.

Lo hace justo antes de narrar que cuando Cruz ve cómo Martín Fierro se defiende de la partida que busca abatirlo, arroja su quepis, deja a los hombres que comandaba y se pasa al lado de Fierro gritando: “no consentiré el delito de que se mate a un valiente”.

Ya de por sí la idea es inquietante pero Josefina Ludmer en El género gauchesco. Un tratado sobre la patria sostiene algo más inquietante, que en esa frase está el secreto de la Argentina.

Qué significará. ¿Tendrá un solo significado?

El barrio copto de El CAIRO

En la caótica ciudad de El Cairo se encuentra Qasr al-Sham, conocido como el barrio Copto. Lugar donde según la Biblia vivió la Sagrada Familia en su exilio a Egipto. En él se cruzan la historia egipcia, romana, judía, cristiana y bizantina.

Entre el tránsito, el calor, el idioma y un país que paradójicamente no está preparado para recibir al turismo, confieso que en mi ignorancia dudé en visitar ese barrio. Pero a la luz de lo que viví en él considero que es una de las paradas obligatorias para quienes llegan a Egipto.

Ingreso al Barrio Copto

Continúa leyendo El barrio copto de El CAIRO

Palabra y emoción

El gerenciamiento de las emociones deja de ser un lujo narrativo cuando es evidente la imposibilidad de establecer procesos comunicativos fluidos, horizontales y equitativos con un amplio sector de nuestras sociedades. A la falta de interés, la anomia y la casi nula visibilidad del factor de cambio de la realidad que pudiera implicar la política, sumamos la carencia lingüística.

Por su cotidianeidad creemos que hablar es como caminar. Pero el habla es una herencia puramente histórica, aunque estemos capacitados para hacerlo por una disposición biológica. El caminar es una función orgánica e instintiva, mientras que el habla es una función adquirida culturalmente pero adyacente ya que utiliza músculos y nervios cuyo origen no tienen características lingüísticas. Continúa leyendo Palabra y emoción